Blog de venquetecuento

FANTASÍA PURA

Como de ordinario, procedo a identificarme: Ramón Bermúdez, jubilado, 65 años, casado con Edelmira Fernández. Mi actividad laboral: tornero mecánico y modelista en una empresa metalúrgica apoyando a una similar dedicada a la fabricación de maquinaria agrícola. Mi esposa, trabajaba como facturista sanatorial. Del matrimonio nacieron dos hijos, Jeremías y Juan Manuel, hoy casados ambos. Jeremías estudió Medicina, especialidad cirugía torácica. Juan Manuel solo llegó a ser Agente de Propaganda Médica. Hasta ahí un poco de historia familiar.

OTRA HISTORIA:

*Aurora del Solar, soltera; una brillante empleada de comercio, vive con sus padres. Soñaba con un compromiso matrimonial y por supuesto ser madre puesto que adoraba a los niños. Cuando alguno ingresaba a la clínica y quedaba internado, ella acudía siempre no solo a visitarlos, sino a llevarle regalos y por añadidura se ofrecía a los padres por si necesitaban de su condición de persona harto solidaria.

Hasta ahí algo respecto a Aurora.

*Vamos a otra parte de la historia.

Otra familia que forma parte de esta historia: Adalberto Contreras, su esposa Sara y dos hijos: Roberto y Benicio, 25 y 20 respectivamente.

Roberto un joven emprendedor, viajante de comercio, alegre, siempre de buen humor como una característica propia de quien quiere tener éxito en su emprendimiento, aun no tiene compromiso con mujer alguna aunque gusta de salir con sus amigos, concurrir a un buen restaurante y rematar la noche en un boliche bailable. Como todo viajante, su trabajo fuera y lejos de su lugar de residencia lo obligaba necesariamente a utilizar su propio vehículo automotor. Fue en uno de sus viajes, no bien salido de su ciudad, cuando  otro automovilista lo embiste violentamente provocándole heridas de tal gravedad que  determinaron su partida de este mundo.

Sus familiares a sabiendas que Roberto se había inscripto como potencial donante de órganos, no dudaron en llamar a la organización específica, quienes de inmediato retiraron el cuerpo de la víctima, quitándole todos aquellos susceptibles de ser utilizados.

Precisamente Aurora del Solar a raíz de una intempestiva dolencia cardíaca, había sido puesta en lista de espera.

Casualidad pura, pero el corazón de Roberto era compatible con ella, lo que obligó al plantel de cirugía torácica al armado de todo el equipo específico. Separadamente se producía la ablación de todos los órganos, amén de buena parte de la piel plana para injertos.

El corazón extraído expresamente preservado, fue llevado de manera urgente a la clínica donde Aurora ya estaba debidamente preparada para la recepción del órgano extraído del cuerpo de Roberto.

Todo el equipo minuciosamente supervisado por el Dr. Jeremías Bermúdez cada uno en su puesto, este al frente sobre la cabeza de la paciente, a su derecha una mesa especial, depositado todo el instrumental con la instrumentista a su frente, un especialista como observador permanente de una pantalla que mostraba el funcionamiento del cuerpo, electrocardiógrafo, encefalografía permanente. Controladores de temperatura corporal, pulsaciones y para tensión arterial. Ya había sido ablacionada y un corazón mecánico suplía un pequeño tiempo al extraído. De inmediato ingresa el equipo portando el corazón que fuera de Roberto; se lo toma y cuidadosamente se lo apoya en el espacio vacío. De inmediato se van colocando y suturando las arterias conectadas debidamente en su lugar retirándose el simulador mecánico.

El Dr. Jeremías se dirige al controlador:

-Dr. Ramírez, que tiene para informar?

-La recepción de sangre permitió al órgano colocado, hacerlo entrar en funcionamiento, no hay lividez en el cuerpo, señal de irrigación. Las imágenes, no muestran alteraciones de ninguna naturaleza

-Bueno colegas, tapamos temporariamente el campo operatorio y dediquémonos a observar el funcionamiento de nuestro amigo, después del tiempo estipulado, procederemos a suturar todas las capas epidérmicas dejando solamente el tubo de drenaje. A renglón seguido comienza la extracción de sangre para las prácticas de laboratorio.

Lentamente van llegando los primeros informes alentadores por cierto, los que entregados finalmente, y tranquilizadores por cierto, permiten al equipo la sutura final del gran campo operatorio.

-A Unidad de Cuidados Intensivos, dispone el Jefe, tres de ustedes montarán guardia permanente, relevándose cada cuatro horas y en contemplación constante del visor controlador. Anotarán cada media hora lo que aquél muestre, cualquier novedad me llaman, yo  aguardaré en la sala de reuniones para abordar temas puntuales con el resto de los colegas. Cuestiones específicas, de tanto en tanto me acercaré a la paciente hasta que despierte de la anestesia.

-Hola Aurora, me reconoce?

-Sí, es usted el Dr. Jeremías.

-Cómo se siente?

-Un poco embotada, salió bien la cirugía?

-Y ya lo ve, estamos dialogando. Estará acá unos días y de no ocurrir nada en contrario, volverá a su casa totalmente renovada.

En la sala de espera esperaban sus familiares con la ansiedad lógica el resultado del implante.

-Bueno familia, traigo muy buenas noticias, Aurora ya tiene un compañero que responde plenamente para satisfacción de todos. En unos días será dada de alta si no surgen contrariedades.

Así fue, Aurora ya en condiciones de incorporarse a la familia hasta que vea el equipo médico la posibilidad de que lleve a cabo una vida normal, reposo no en cama precisamente.

-En unos días, recibirán la visita de un profesional especializado en rehabilitación y cada tres meses, vendrá a la clínica con aviso previo para controles pertinentes.

-Hola Aurora cuénteme como anduvo este tiempo, comenzaremos también con un apoyo psicológico. Acuéstese en la camilla.

-Anestesista, prueba de resistencia a la anestesia como usted sabe.

-Hola Aurora, me escucha?

-Sí, por supuesto, tú eres la persona que donó su corazón para mí y tengo que agradecerte por el resto de mi vida.

-Me llamo Roberto y estoy en una dimensión desconocida, me siento muy feliz de haberte ayudado y desde entonces me constituyo en un inseparable compañero tuyo, seremos dos al cabo de una larga vida, todo lo bueno que desees y hagas, será aprobado por mí. De tanto en tanto te visitaré en sueños.

-Escucharon colegas, increíble y es la primera vez que nos pasa.

-Basta ya de anestesia, menos mal que el grabador quedó abierto. Quizás algún día presentemos esta revelación en algún congreso médico. No lo creerán por supuesto, ya que esto es inimaginable.

-Bueno Aurora, a descansar, al final del día regresará a casa. Buena suerte.

-Gracias Dr. No tendré tiempo de habitación en el mundo para agradecerles por esta nueva vida.

-Y a nosotros que nos queda por decir?

REFLEXIÓN FINAL:

Esto podría ocurrírsele solamente a todo aquel que ame la fantasía o la ciencia ficción, ya que a la luz de la realidad, esto por ahora es inverosímil,

Quizás con el correr del tiempo y el avance de la ciencia pueda materializarse este sueño, aunque sería bello que eso ocurriese. También podría ser cierto que se pueda conversar con los seres que ya partieron, ya que nada se sabe respeto de si hay habitación o no en el paraíso celestial o el más allá, de lo cual algunas doctrinas religiosas  manifiestan

sobre su real existencia. Por ahora tomémoslo así como fantasía pura. Hasta más ver.

OSCAR

Rosario. Pvcia. de Santa Fe

Argentina- 12.02.2018


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: